viernes, 28 de octubre de 2011

LOS PRINCIPIOS EN EL DERECHO PROCESAL PENAL


El sistema procesal penal está basado en principios fundamentales que rigen el sistema penal para la investigación fiscal, acusación, sanción y absolución de las personas procesadas por la comisión de delitos de acción pública así como los de acción privada. Los principios procesales penales tienen marcada una evolución histórica que obedece al momento político de cada una de las naciones y a la protección de los derechos humanos, por ende es necesario analizar cada uno de estos para establecer  sus efectos legales y su pertinencia en el ámbito penal.

1.- El principio de persecución penal a cargo del Estado o principio de oficialidad.- Este principio se basa en la acción del Estado para perseguir, investigar y buscar el inmediato esclarecimiento de los delitos ejerciendo la acción de acusadores en representación de la sociedad. Este principio es de carácter público, puesto que las investigaciones se efectúan dese la etapa de instrucción fiscal de forma pública, en la cual, las personas pueden conocer de las actuaciones que efectúa la fiscalía en la investigación criminal, sin embargo esta publicidad sufre una limitación en la indagación previa que tiene un carácter reservado para la sociedad y solo las partes involucradas (procesado, ofendido, fiscal) pueden acceder al expediente de la indagación previa.  Este principio de oficialidad solo rige para los delitos de acción pública; los delitos de acción privada se ejercen por querella a través del impulso de ofendido y aquí no interviene el Estado (fiscalía).

2.- Principio acusatorio.- Este principio tiene relación con el principio de oficialidad, puesto que el sistema acusatorio se efectiviza cuando existe la investigación por parte del Estado para perseguir y acusar la comisión de delitos, por ello, el sistema acusatorio ha impuesto la separación de funciones del Estado para la sanción de  los delitos entre ellos tenemos: 1) La fiscalía es la encargada de investigar y acusar a los presuntos responsables de un delito; 2) Los jueces ya no tiene  la función de investigar el delito sino la de garantizar los derechos de las partes, la de absolver diligencias judiciales y sancionar el cometimiento de delitos.

Este principio acusatorio trae consigo otra exigencia fundamental que es sin acusación no hay posibilidad de llevar a cabo juzgamiento alguno sobre la base del principio “nemo iudex sine actore” es decir sin acusación externa no puede iniciarse un proceso.

Principio de legalidad.- El principio acusatorio tiene su base en la adecuación del principio de legalidad que determina que la fiscalía debe investigar la comisión de los delitos y luego de acusar a los presuntos responsables cuando existan indicios suficientes para solicitar la correspondiente sanción.

El principio de legalidad sufre una afección con la aplicación del principio de oportunidad que impone a la fiscalía la facultad de decidir entre la acusación y o el archivo del proceso por la aplicación de algunos procedimientos especiales.

3.- Principio de obligatoriedad de la acción penal. La Fiscalía como órgano del Estado, está vinculado positivamente a la ley, lo cual quiere decir que le está vedado disponer de sus atribuciones, y ante el conocimiento de un hecho delictivo no puede más que ejercer la pretensión represiva del Estado.

4.- Principio de irrectractabilidad.  Este principio se deriva del principio de legalidad que impone a la fiscalía la obligación de no renunciar a la acción penal pública cuando el tribunal que conoce de la causa penal ha resuelto el inicio o apertura del procedimiento. El ejercicio de la acción penal no se limita a incitar al órgano jurisdiccional, sino a que ésta debe proseguirse a lo largo de todo el proceso, constituyendo éste un principio derivado de la legalidad; es decir, que una vez intentada la acción ésta no puede abandonarse.

5.- Principio de investigación.- El principio de investigación está basado en la investigación que realizan el tribunal, también se lo conoce  como principio de la verdad material o principio de la instrucción o inquisitivo que ya no tiene mucha aplicación  en el sistema acusatorio.

6.- El principio de inmediación.- Este principio rige únicamente en el juicio oral, en la cual, la comparecencia del ofendido, procesado, testigos y demás partes procesales es necesaria para que los jueces emitan la sentencia de acuerdo de las impresiones que obtiene de la prueba y del acusado.

7.- Principio de de libre valoración de la prueba.- Este principio rige en todo el proceso penal. Es el conjunto de actividades que se realizan en el proceso con el objeto de llevar a este la prueba de los hechos materia de la controversia. Son medios probatorios el testimonio, la confesión, la inspección judicial, los indicios et Según los medios que pueden utilizarse, se distinguen dos clases de criterios o sistemas: el medio legal y el medio libre

El medio legal: consiste en que solo puede emplearse lo que expresamente indica la ley o el código respectivo.

El medio libre: Se presenta cuando la ley deja plena libertad para que se utilice cualquier medio probatorio, sino también cuando señala algunos y permite el empleo de otros.

8.- Principio de medio probatorio.- Consiste en dar a conocer las actuaciones realizadas en el proceso por el funcionario judicial.

Publicidad interna: Se refiere a que las partes conozcan todos los actos llevados a cabo por el juez en el proceso.

Publicidad externa: Es la posibilidad de que personas extrañas al proceso sepan lo que está ocurriendo en el mismo y presencien la realización de determinada diligencia.

9.- Principio indubio pro reo.- Este principio muy favorable al reo impone la obligación del juzgador en caso de duda se debe decidir a favor del acusado. Su aplicación práctica está basada en el principio de que toda persona es inocente hasta que se demuestre su culpabilidad. En caso de que el juez no esté seguro de ésta, y así lo argumente en la sentencia, deberá entonces dictar un fallo absolutorio.

10.- Principio de oralidad.- El principio de oralidad permite que la sustentación de la acusación, defensa, la reproducción de pruebas y de alegatos de forma oral para el fundamento de la sentencia bajo las actuaciones orales obtenidas de cada parte procesal. El principio de oralidad está íntimamente ligado al principio de inmediación, publicidad y contradicción.

11.- Principio de publicidad.- El principio de publicidad esta supeditado al proceso penal pero con mayor frecuencia con el principio oral. Puede ser ejercitada por personas públicas, cuando se busca proteger a la sociedad en su conjunto; se ejercita en interés de sus miembros.

12.- Principio de celeridad.- Este principio influye en una administración de justicia penal rápida para resolver la conflictividad existente entre los derechos del ofendido y del procesado y la correcta recolección de los medios de prueba para evitar que se afectan los derechos de las personas y que estos medios de prueba no desaparezcan o se contaminen.

El proceso debe ser rápido y sin dilaciones injustificadas si se considera la trascendencia de todo lo que comprometen las partes en él: la libertad, sus bienes, la expectativa de una condena, sus familias, su futuro, su vida misma

El proceso debe ser rápido y oportuno para la sociedad que exige ver como se investiga y condena el hecho que la conmovió; igualmente deberá ser célere por consideración al procesado que observa cómo se va dilatando el tiempo sin que se resuelva su situación.

13.- Principio de concentración.- El principio de concentración impone que el juicio oral debe efectuarse de forma continua sin dilación alguna.

14.- Principio de contradicción.- Este principio importante del derecho procesal determina que las partes deben conocer la efectivización de las pruebas y contradecir la aplicación de las mismas e impugnar la licitud de las mismas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada